Tag Archives: amor

Historia de amor de animación

Este año el Oscar al mejor cortometraje de animación fue a recaer en “Paperman”, de Disney, merecido premio al comienzo de una historia de amor basada en un encuentro casual en el Nueva York de los años 40, llena de sensibilidad, ilusión, ternura, creatividad y sobre todo mucha imaginación, con una música que enamora.


Mirad antes el video y luego seguid leyendo, no quiero desvelaros nada antes de tiempo.

Según palabras de su Director, John Kahrs, la idea para el cortometraje surgió cuando vivía en Nueva York y, un día, al ir y volver del trabajo, atravesando Grand Central Station, se cruzaba en su camino con mucha gente surgiendo conexiones casuales, en las que de vez en cuando había contacto visual con alguien. Luego se perdía esa conexión y se preguntaba quién era esa persona extraña y desconocida, y si la iba a volver a ver o no.

La historia de Paperman reproduce esta idea al centrarse realmente en cómo el destino recompensa a alguien que intenta por todos los medios recuperar a esa persona perdida y volver a conectar con ella.

Os cuento una anécdota: Al anunciarse que “Paperman” ganó el Oscar, la productora de la película, Kristina Reed, comenzó a lanzar aviones de papel desde su asiento (sólo 4) en un intento de copiar los acontecimientos de la película. Aunque el público ni se enteró, sí la seguridad del evento, que la expulsó del teatro Dolby, decidiendo, tras explicar Reed por qué lo había hecho, dejarla regresar a su asiento.

Leave a Comment

Filed under Adicción de la semana, Love stories

Amor a ciegas

Share Buttonvar hupso_services_c=new Array(“twitter”,”facebook_like”,”facebook_send”,”pinterest”);var hupso_counters_lang = “es_LA”;var hupso_url_c=””;var hupso_title_c=”Amor a ciegas”;

Recientemente durante una visita a Londres, tuve una “experiencia humana y sensorial única” en un restaurante llamado Dans le Noir, que existe en Londres, París, Nueva York, San Petersburgo y Barcelona, siendo los más populares (según nos dijeron) los tres primeros.

El restaurante de Londres

Dans le Noir significa “En la oscuridad”, y de hecho es donde de lo que se trata: de cenar sin nada de luz para poder tener las sensaciones de un cheap nba jerseys invidente. El fin primordial del restaurante es invertir los roles, es decir, si normalmente tú les tienes que ayudar a las personas ciegas en su vida diaria, IndianSexClub aquí Edition son ellas las que tienen que ayudarte a ti, porque la Products indefensión es total. Literalmente esto es lo que ves:

No sabes lo que comes, ni quién tienes a tu lado, ni dónde están tus acompañantes. Sólo te asignan a un camarero invidente que te servirá y estará para lo que necesites durante toda la cena, ruidosa eso sí, porque cuando te falta un sentido se potencian los otros, y a todos nos da por hablar muy alto.

Antes de entrar al “comedor oscuro”, sólo te dan a elegir la bebida (nada caliente I porque si se derramara imaginaros….yo os recomiendo un vinito que así es más divertido) y entre 4 menús:rojo, verde, azul o blanco, bien en la versión de dos o de tres platos. Eso sí, cuando sales de la cena te cheap jerseys enseñan lo que has cheap jerseys tomado (confieso que yo hubo cosas que no encontré en el plato), y por cierto con muy buena presentación, algo que no debería importar al no ver absolutamente nada.

Como anécdotas,nos contaron que hay gente que lame los platos, que come con las manos ante la desesperación de no encontrar nada, otros tienen una crisis de claustrofobia y piden salir de allí corriendo, otros aprovechan para ligar, wholesale jerseys por decirlo suavemente, con la consiguiente expulsión del restaurante, y también como no, hay declaraciones de amor (sin ir más lejos nuestro camarero se había enamorado de otra de las camareras y estaban esperando un bebé).

Aquí sería aplicable aquello de que el amor es ciego, porque es verdad que es un lugar muy apropiado para que parejas de novios tímidas se den su primer beso, o para proponer matrimonio sin vergüenza, ¡eso sí sin saber la cara que pone el otro y cuidado con perder el anillo que no hay quién lo una encuentre!

A mí me gustó haberme puesto por 2 horas en la piel de alguien que no ve para darme cuenta de muchas cosas, y os puedo asegurar que al final de la cena ya no me sentí tan insegura y agobiada como al principio.
Porque a oscuras no se come mejor, sino de forma diferente.

Share Buttonvar hupso_services_c=new Array(“twitter”,”facebook_like”,”facebook_send”,”pinterest”);var hupso_counters_lang = “es_LA”;var hupso_url_c=””;var hupso_title_c=”Amor a ciegas”;

Leave a Comment

Filed under Proposiciones