Una proposición matrimonial

Share Button

Todos nos imaginamos la típica imagen del novio hincando la rodilla en el suelo con la caja del solitario en una mano y una rosa en la otra, en mitad de un restaurante o sitio abarrotado tipo parque de atracciones o centro comercial para que cuantos más testigos mejor (y la vergüenza de la novia mayor)

Pero encontrar proposiciones atípicas que transmitan no es fácil, y por eso solemos encontrarlas más en la ficción. Es el caso la proposición de Dereck Sheperd a Meredith Grey en la serie de Anatomía de Grey, para mi LA SERIE (y no sólo por Mc Dreamy). Porque aunque no sea real, es diferente e igual de válida y emocionante, ya se me saltan las lágrimas, snif snif (está en inglés, traducida no mola tanto).

Para los que no hayáis visto la serie, entre los protagonistas hay un compromiso muy especial, en el que la palabra boda convencional no tiene cabida, tan especial que deciden sellar su unión simplemente con una firma en el Ayuntamiento y un post-it de intenciones, cuyo contenido merece dedicarle otro post más adelante (si no estáis ya impacientes y decidis averiguarlo por vosotros mismos).

Share Button

Leave a Comment

Filed under Proposiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *