Category Archives: Bodas por el mundo

Las bodas: máxima expresión de la cultura gitana

En nuestro país, la cultura de la etnia gitana se caracteriza por tener valores tan arraigados para ellos como la unión, la familia, el respeto y la libertad, reflejados en una de sus tradiciones más relevantes: la boda gitana, caracterizada por ser la máxima expresión de la fiesta y por durar varios días.

Los gitanos suelen casarse muy jóvenes, y lo primero que se hace es el pedimiento gitano, que consiste en pedir la mano a la familia de la pareja. Desde que tienen el visto bueno de ambas familias, los prometidos se consideran novios y pueden salir juntos.

En la organización de la boda, algo muy diferente a las nuestras es el relativo al vestido de la novia. Su ajuar comprende hasta tres vestidos: uno para la ceremonia blanco, otro para el ajuntamiento y el tercero para la fiesta, de los colores que elija la novia.

Toda boda gitana implica no escatimar en nada por ambas familias, cueste lo que cueste, y en ese sentido tienen claro que la novia debe llevar lo mejor y lo que más brille (bueno y los invitados también), sin preocuparse la novia por si va a sufrir o no, llegando a soportar trajes de 16 o 17 kilos cuajados de pedrería de hasta 9.000€.
Además, debe llevar su símbolo, la corona, pese lo que pese y le apriete lo que le apriete, sólo reservado para las virgenes, ya que cuando se demuestre su pureza coronará a las dos familias.

Las bodas gitanas se celebran por la mañana por el rito evangélico o católico. Tras la ceremonia y el banquete, viene uno de los ritos más sagrados para la cultura gitana, que es el ajuntamiento o la más popularmente conocida prueba del pañuelo, ya que la pureza de una novia es un valor tan codiciado para ellos como la vida misma estando en juego la honra de las dos familias. Para que os hagáis una idea, todo el mundo está en tensión y nervioso (sobre todo los padres) hasta que no pasa este momento, porque la virginidad es esencial (aunque el novio tiene la libertad de ser o no virgen) y un factor primordial para poder casarse. De hecho, a los ojos de la ley gitana no están oficialmente casados hasta que la novia así lo demuestre, y si una chica no es virgen, no se puede casar ni se le monta una boda por todo lo alto. Se junta y ya está.

Para este ritual, existe la figura de la “ajuntaora” que es la que comprueba el día de la boda si la novia es virgen y que suele cobrar por ese servicio (600 € he leído, ni más ni menos). Para ello, se cambia previamente de vestido, y se le encierra en una habitación estando de testigos sólo las mujeres casadas, utilizando un pañuelo de medio metro de largo, blanco, con unas rosas, lazos y una tira bordada. Si el pañuelo se mancha con 3 rosas, es virgen (.algunas novias manchan con 4 y eso sí es algo apoteósico) coronando con ello a su familia. Una vez que se exhibe el pañuelo, el matrimonio es legítimo y el hombre debe ser fiel a la mujer.

En ese momento la alegría es desbordante (antes solo era grande y reprimida) y estalla la fiesta, el cante y el baile. Todos se “rompen la camisa” literalmente, tiran peladillas a los novios y les levantan a hombros, y a la novia le cantan el Yeli en honor a su pureza. Después, ésta se vuelve a cambiar de traje, el más esperado porque es el más espectacular para ellos, y la celebración no ha hecho más que empezar.

Este tipo de enlace se merecía un post, tal y como comenté en mi perfil de facebook nada más sacar a la luz mi blog. La curiosidad vino tras ver un reportaje en televisión de una auténtica boda gitana por todo lo alto. ¡Aquí la tenéis!

http://www.cuatro.com/palabra-de-gitano/programas-completos/T01xP05-Fiesta-programa_on_line_2_1568730156.html

Sara, ¡va dedicado a ti!

2 Comments

Filed under Bodas por el mundo

Las bodas filipinas de Jason Magbanua

Casi siempre tenemos en mente videos de bodas americanas o europeas, sin saber lo que se cuece en el resto del mundo. Hoy os voy a hablar del trabajo de todo un profesional en Filipinas, y de paso os cuento algunas de las tradiciones del matrimonio en este país.

Jason Magbanua es toda una celebridad en Manila, por sus más de 11 años de trayectoria y multitud de premios internacionales. Ha sido bautizado como un mago o genio porque ante la demanda de sus servicios (existe la leyenda urbana de novias que han cambiado la fecha de su boda para asegurarse de que fuera él quien iba a grabar su boda) es una persona comprometida con hacer maravillas pase lo que pase. Se autodefine como “Wedding Videographer, Visual Storyteller, Star of the Night, An All-Around Nice Guy”.
¡Ya me cae bien!

Su forma de trabajar es discreta y sincera, permaneciendo en un segundo plano sin obstaculizar el devenir de los acontecimientos, ya cargados de drama, humor y romance por sí solos, ni pedir a los novios que “actúen” si esto no ha sucedido realmente.

La magia comienza de nuevo cuando se procede a editar el vídeo, ahí es donde le gusta insistir en que todos los videos, y sobre todo los mejores, son aquellos en los que la pareja ha participado en su creación, porque la mente creativa es su herramienta principal. Al igual que el día de la boda, el video tiene que ser muy divertido, dinámico, emocionante y romántico.

Os invito a ver varios de sus videos en Vimeo , donde en todos ellos pueden observarse costumbres filipinas, como la importancia de los votos matrimoniales, el momento velo sobre la cara siempre y la llegada de los novios al altar solos o acompañados de sus padres. A diferencia de otros países asiáticos como Japón o China, se agradece la calidez que aporta la expresividad de los novios.

En cuanto a las tradiciones filipinas, consideran que diciembre es el mes ideal para casarse (si es religiosa por el rito católico, al ser la única nación en el sudeste de Asia con esta religión) y si además llueve es un excelente augurio. La novia lleva junto al ramo un rosario y los testigos tienen un papel fundamental al intervenir en dos momentos: colocando el velo de la novia sobre el hombro del novio, simbolizando que ambos están vestidos como si fueran uno; y después colgando un cordón blanco alrededor del cuello de la pareja para representar el vínculo entre ellos. Por último, durante la recepción, se liberan palomas con la intención de que la nueva unión sea pacífica, y, si alguien llega a capturar alguna, puede quedársela. ¿Curioso, no?

Leave a Comment

Filed under Album y video, Bodas por el mundo

Boda judía de Adrian y Evelyn en Israel

He podido presenciar alguna “Boda por el mundo” y, sin duda, la de Adrian y Evelyn en Israel es de las que le tengo más cariño, primero porque la pareja es un 10 en todo, y segundo, porque el rito judío es muy curioso, lleno de símbolos y visualmente muy bonito.

Conocimos a Adrian y Evelyn en un viaje, conectamos enseguida y nos intercambiamos direcciones. Cual fue la sorpresa al recibir una invitación para su boda, en la que mediante un juego de palabras contaban cómo su historia empezó compartiendo un taxi en Londres, y ahora lo que iban a compartir eran sus vidas.

Pero antes de hablaros de la boda, contaros un poco más de historia:

El matrimonio es una institución sagrada en el judaísmo. Su nombre en hebreo es “kiddushin,” que significa “santificación”. Muchas de las leyes y costumbres relativas a la ceremonia de boda, su preparación y a la festiva recepción , datan de la época de los patriarcas y la entrega a Moisés de las tablas de la ley en el Sinai.

Como curiosidades previas a la boda, se celebran dos recepciones separadas para el novio y la novia, ya que está prohibido que los futuros esposos se vean una semana antes de la boda. Es en ese momento donde se estipulan las condiciones del matrimonio en un documento firmado por los novios y sus padres, que representa el compromiso del novio de cumplir la promesa de casarse con la novia. Con la firma de este documento, que es repasado en voz alta, se rompe un plato como símbolo de que si la rotura del plato es irreversible, también debería serlo el compromiso.

La víspera de la ceremonia, la novia debe tomar el baño ritual de purificación y proporcionar al rabino un certificado para que pueda celebrar el matrimonio.

También hay que recordar que no se pueden celebrar nunca bodas religiosas en sábado (shabbat) o en un día festivo religioso, y que para casarse religiosamente  hay que casarse previamente por lo civil.

El lugar del evento fue “Yehiam Fortress” una antigua fortaleza de los tiempos de las cruzadas, construida en el siglo XII, sobre los primeros asentamientos romanos, al oeste de Galilea, a unos 200 km al norte de Jerusalén.

Vista del lugar de la ceremonia.

Vista del lugar de la ceremonia.

Zona chill-out aperitivo preboda

El día de la boda se desarrolla de la siguiente forma:

Velar a la novia

Antes de la ceremonia, el novio, escoltado por su padre y por su futuro suegro, y acompañado por parientes y amigos, va a ponerle el velo a la novia sobre la cara. El cubrir la cara simboliza la modestia, dignidad y castidad que caracteriza la virtuosidad de la condición de mujer judía, recordando a otros que en su estatus de mujer casada será absolutamente inaccesible para otros hombres.

Evelyn, la guapísima novia

La llegada de la novia

Los padres acompañan a sus hijos al altar

Ceremonia nupcial debajo del dosel

La boda se realiza bajo un dosel llamado huppah, símbolo de protección y del nuevo techo familiar, recordando la bendición de Dios a Abraham de que sus descendientes serían tan numerosos como las estrellas.  El rabino recibe a los novios.

Cuando la novia llega, da 7 vueltas alrededor del novio. …sí, ¡7 vueltas!

El novio estudia la cara de la novia debajo de su velo. Esto se debe a que en la historia bíblica de Jacob, él accidentalmente se casó con la mujer equivocada después de que ella cubriera su rostro con un velo.

Todos los hombres deben llevar la kipá o pequeño gorra ritual que cubre parcialmente la cabeza y que simboliza la necesidad de tener presente en todo momento que Dios está por encima de los hombres y de las cosas, con la única intención de que la cabeza no quede descubierta ante Dios.
También tiene que haber dos testigos que no tengan relacion sanguinea alguna con los novios para confirmar que el matrimonio es acorde con las leyes de Moisés e Israel, que permanecen junto al dosel en un primer plano.

La ceremonia se desarrolla en 2 partes, “Kiddushin” y “Nisuin“, introducidas por la bendición del vino, signo tradicional de abundancia y alegría.

Primera bendición del vino

La primera bendición se refiere a la felicidad del Sabbath y sus festivales, santificando la relación personal del matrimonio sobre el vino, y a continuación los novios beben un sorbo.

Anillo

La colocación del anillo del novio en el dedo indice derecho de la novia como intercambio del valor. Los anillos de boda judíos son simples, sin adornos, y durante la imposición el novio dice: “Tú me eres consagrada por este anillo conforme a las leyes de Moisés e Israel”. Esto simboliza que es una unión en la que no hay principio ni fin.

Contrato matrimonial

La lectura del contrato matrimonial o “Ketubah” por el rabino, recoge las obligaciones del esposo para con la mujer, firmado por el novio y dos testigos. El novio promete trabajar para la novia, honor, proveerla y apoyarla.
El Ketubah muestra que los novios no ven el matrimonio como una unión física y emocional, sino también como un compromiso legal y moral de las obligaciones humanas y financieras del marido a su mujer. Si este documento se perdiera, la pareja no podría vivir juntos hasta que se redactara un nuevo contrato.

Segunda bendición del vino

La segunda bendición es sobre la ceremonia en sí misma, dando gracias a Dios por dar a oportunidad de celebrar el Mitzvah (mandamientos de la ley judía), que los novios comparten, y acto seguido tienen lugar las 7 bendiciones.

Las 7 bendiciones

Varias personas diferentes son llamadas a a recitar sus bendiciones en presencia de un quórum de al menos 10 hombres. Las bendiciones son acerca del agradecimiento a Dios por crear el mundo, por la restauración de Jerusalén y la reconstrucción del templo sagrado, para que los novios sean el uno para el otro, como Adán y Eva, y la última de ellas reza por el momento en que el Mesías venga y la paz y tranquilidad reine sobre el mundo.

Rotura de la copa de vino

Al concluir las bendiciones, la pareja vuelve a beber por segunda vez y la tradición manda que el novio debe pisar una copa de vino con su pie derecho, que simboliza la fragilidad de la felicidad humana y recuerda la destrucción del templo sagrado en Jerusalén.

rotura-copa-1

Unión

Despues de la ceremonia, los novios se dan un breve tiempo a solas inmediatamente después de la ceremonia, antes de la recepción, presenciado por los mismos testigos designados. En el pasado, esto era para que el matrimonio se consumara. Ahora es un momento para la novia y el novio para estar solos en privado, reflexionar sobre su boda y romper su ayuno.

novios-mirandose-2-opti

 

Banquete nupcial

La mayoría de las celebraciones judias van seguidas de una comida en honor a la ocasión. Aquí tenéis las fotos de la deco de Adrian y Evelyn ¡Fantástica!

Mesas corridas en 2 alturas

 

La iluminación perfecta

El menú a base de fuentes de platos típicos

En estos centros de diferentes formas y tamaños me inspiré para mi boda

Me gustó muchísimo Evelyn con su vestido de Valentino

El discurso de agradecimiento de los novios

Baile

Los hombres y mujeres bailan por separado un “Mechitzah” por razones de modestia. Acaba de nuevo recitando las 7 bendiciones, una copa de vino en la mano y gritando ¡Mazel Tov! como deseo de buena suerte y prosperidad en la vida.

Después de la boda

Las costumbres judías dictan que la pareja empiece su nueva vida juntos en comunidad, de modo que durante 7 noches consecutivas, es tradición que los amigos y parientes les homenajeen con comidas en su honor.

To Evelyn and Adrian, with my best wishes for you and your three little beautiful  children. Hope to see you soon in Spain!

 

Fotos: Pedro Sagüés  (Por respeto a los novios,   se prohíbe por favor  su reproducción)

2 Comments

Filed under Bodas por el mundo, Decoración

Vídeo shooting inspirado en las tradiciones de una boda irlandesa

Irlanda es un país de cultura, costumbres y supersticiones muy ricas, basadas en la historia y raíces celtas. Estuve viviendo allí hace unos años y le tengo un cariño muy especial, ya que tengo allí a una familia muy querida , los Boyle y a mi segunda madre, Anne, y mi estancia fue perfecta e inolvidable. Fue allí donde descubrí cómo son las bodas irlandesas.

No he visto ningún video tan atrayente estéticamente y artísticamente al que os muestro hoy, ideado y producido por flyawaybride.com, con la intención de recrear su visión sobre una boda llena de costumbres irlandesas, que pudieron hacer realidad gracias al talento de grandes profesionales del país.
El escenario: al sur del condado de Cork, en la isla privada de Inish Beg, donde retrocedemos en el tiempo y nos adentramos en un romántico y bucólico bosque…3, 2, 1 ¡acción!


A Mythical Tune from Heavy Man Films on Vimeo.

Las miradas, los planos, la música de piano de fondo, la delicadeza, todo encaja a la perfección ¡Es de un gusto…!. A lo largo de él se pueden observar las siguientes tradiciones:

      • Vestido azul: las más tradicionales lo llevan de este color (es símbolo de mal augurio para ellos llevar algo verde), porque simbolizaba la pureza en la antiguedad, antes de que el blanco fuera el color universal con el significado de la virginidad. Parte del vestido de la novia se usará para hacer el traje de bautizo del primer hijo de la pareja. ¿Sabiáis que es irlandesa nuestra tradición de llevar algo azul, viejo, prestado y nuevo?

    • Flores silvestres y frescas: Antiguamente se solían coger la mañana de la boda, sirven para elaborar los ramos y la típica corona de las novias irlandesas, que completa un peinado en el que a menudo la trenza adornada con lazos y encaje es protagonista, al ser un simbolo del poder femenino. Siempre suelen mezclarse con algo de lavanda, y las usadas en el video para la novia y la dama de honor son, entre otras, el brezo salvaje, muscari, ranunculos y narcisos. Por cierto, que maquillaje más bonito y natural lleva la novia y dama de honor…

  • Harpa: Este instrumento, emblema nacional del país, no puede faltar durante la ceremonia o celebración.

    • “Unión de manos”: Es un antiguo rito celta que honran los novios, uniendo y cruzando mutuamente sus manos derechas e izquierdas a través de un lazo atado alrededor de las muñecas, de modo que se crea el simbolo del infinito.

  • “Campanas del Maquillaje”: La tradición cuenta que un carillón de campanas aleja los malos espiritus y restaura la armonía si una pareja se pelea, recordándoles su voto de boda. Suelen darse a los invitados mini campanitas, en lugar del confetti, para hacerlas sonar al salir de la iglesia y, a su vez, es un regalo de bodas muy típico.

Otras costumbres son el “pañuelo mágico”, que simboliza la fertilidad y lo suelen incorporar al vestido, al ramo o prenderlo a una manga, y que después de la boda se usa para la capota que llevará en el bautizo el primer hijo, que incluso lo llegará a usar el día de su boda.

Y la herradura, símbolo de buena suerte, y que ahora suele ser de porcelana o tela y a veces se incorpora al ramo de la novia.

En este artículo he querido resaltar en concreto el video de la boda (cómo es la producción) , pero claramente hay miles de detalles que se merecen detenerse en ellos, como es la decoración, que podéis ya descubrir en este post.

Información de proveedores de este video, por si os casáis en Irlanda en:
greenweddingshoes.com y flyawaybride.com

2 Comments

Filed under Album y video, Bodas por el mundo

Casarse en un lugar diferente: el BURNING MAN

Empezaré por resumiros qué es el Burning Man, porque si no lo vives es díficil entenderlo.

Se trata de una comunidad experimental que se reune desde principios de los 80 en el desierto de Nevada, para convivir durante una semana al año (finales de agosto-principios de septiembre) en una ciudad que se crea de la nada: “Black Rock City”. Acoge a 50.000 personas en una organización y estructura perfecta (la entrada no es barata, hace un par de años costaba unos 300 dólares). Alrededor de una circunferencia con su trazado de calles en torno a la figura del Burning Man, que se quema el último día, se asientan los diferentes campamentos temáticos (el de las familias, el de los nudistas, artistas, Djs, etc).

Su máxima es la autoexpresión, la libertad, la alegría y el positivismo, en el que cada uno decide qué aportar y qué compartir con toda la comunidad, porque esos días hay que sobrevivir con tus provisiones, ya que allí el dinero no tiene cabida y la vida se desarrolla con el trueque. Si todavía seguís con cara de póker, mirad estas fotos que sacó mi marido en el viaje que hicimos en el año 2010 junto con un grupo de amigos, y que publicó en su blog de viajes “Best Places In“. Os van a dejar alucinados.

Tuve la suerte de vivir esta experiencia única y también descubrí que la gente elige este lugar para casarse. Los únicos requisitos exigidos son que la pareja obtenga una licencia previa, pague 60 dólares, elija si quiere que sea religiosa, civil o que les case un amigo, y que la licencia matrimonial esté firmada por el oficiante y dos testigos para que sea legal. En el resto total libertad:  vestidos, juegos, ritos, fiestas, votos, cero formalismo y mucha diversión.

Presenciamos una ese mismo año. Aquí está la prueba.

Como anécdota os contaré que durante nuestra estancia, fuimos acogidos en el campamento latino por Thomas y su novia, Marta, española y de Madrid, gran pareja y mejores personas. Cual fue nuestra sorpresa y alegría cuando vimos el pasado año en la televisión un reportaje acerca del Burning Man en el que se incluía su boda. He rescatado el video del programa, concretamente podéis ver el momento boda desde el minuto 49:53 al min 54:48. ¡Enhorabuena chicos!

http://www.telemadrid.es/programas/madrilenos-por-el-mundo/madrilenos-por-el-mundo-san-francisco

A mis amigos y compañeros de viaje: Pedro, Paola, Jaime, Rober y Ses ¡sin vosotros no hubiera sido igual!

3 Comments

Filed under Bodas por el mundo